Instituto Espacio Para la Memoria (IEM): Carta a los legisladores porteños

ESMA-IV

Buenos Aires, 16 de abril 2014

Sras. y Sres. Legisladores de la Ciudad de Buenos Aires     

Reciban el fraterno saludo de Paz y Bien

Esta carta abierta es para hacerles un llamado a una profunda reflexión sobre el proyecto de ley de disolución del Instituto Espacio para la Memoria (IEM) que el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires elevó a la Legislatura el día 3 de abril del 2014 (Exp. 639-J-2014) junto al de aprobación del convenio firmado con el Gobierno Nacional (Exp. 638-J-2014). La tentativa de derogación de la Ley N° 961 de creación del IEM, aprobada por la Legislatura en el año 2002 por unanimidad, no es casual ni aislada. Debemos analizarla en el marco de la negociación del Poder Ejecutivo del la Ciudad con el Ejecutivo Nacional que tomó forma en el Convenio por el cual la CABA le cede en usufructo por 30 años todos los inmuebles de la ciudad en los que funcionaron centros clandestinos de detención y exterminio durante el período de terrorismo de Estado implementado por la última dictadura cívico-militar. Este intento tiene fuertes connotaciones políticas que conjugan el erróneo deseo de una de las partes, de apropiación de esos espacios de memoria, con la de la otra que nunca tuvo interés en los mismos y siempre incumplió la efectivización de las partidas presupuestarias votadas por ustedes destinadas a su  preservación.

Ambos gobiernos actuaron con absoluto sigilo en la negociación de ese convenio, para presentarlo como un hecho consumado, sin la más mínima consulta, diálogo e información al IEM  ni a los organismos de derechos humanos, que luchamos por su creación como ente autónomo y autárquico, para preservar la memoria como política de Estado, evitando su sometimiento a intereses partidarios y a los cambios de la conducción gubernamental.

Corresponde alertar sobre la contradicción entre el  intento de disolución del IEM y el convenio que el Jefe de Gobierno mantuvo en secreto durante 80 días, Leer el resto de esta entrada »

Entrevistas de la BBC y CNN a Adolfo Pérez Esquivel

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, concedió entrevistas a la BBC y a CNN para hablar sobre las dictaduras en Argentina, Brasil y el Plan Cóndor para toda América Latina, así como las actuales políticas de derechos humanos en la región.

bbc-world-news-logoEn la entrevista a la BBC relató cómo fue encarcelado dos veces por la dictadura brasilera, la vigente ley de amnistía en ese país y las políticas de memoria en comparación con Argentina.

cnn_espanol_logo_detail

En la entrevista con la CNN, Pérez Esquivel habló también sobre la complicidad de sectores civiles como responsables en crímenes de lesa humanidad, el rol de los medios de comunicación y la situación venezolana.

 

Se presenta el Via Crucis Latinoamericano en la Catedral de San Isidro

Este miércoles 9 de abril a las 20hs en la Catedral de San Isidro (Av. del Libertador 16.200) se presentará el Via Crucis Latinoamericano, auspiciado por la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad y el Obispado de San Isidro (si llueve pasa al día siguiente).

En el año 1992, con motivo de cumplirse los 500 años del comienzo de la conquista de América (1492-1992), Adolfo Pérez Esquivel estrena su obra artística más importante: el Via Crucis Latinoamericano. La obra, motivada por la organización católica de cooperación internacional Misereor, consiste en un conjunto de 15 paños pintados en su totalidad por el Premio Nobel de la Paz, donde se relata el Vía Crucis de Jesús a través de las problemáticas que atraviesa América Latina, y también el mundo actual, las guerras de baja y alta intensidad, el hambre, las desigualdades sociales, las dictaduras, la represión, y los graves problemas ecologicos y medioambientales que hoy nos aquejan.

Pinturas: Adofo Pérez Esquivel
Música: Amanda Guerreño
Realización video: Juan Varni

Repudiamos los linchamientos

0010848896

Desde el Servicio Paz y Justicia hacemos un llamado a la conciencia en nuestra sociedad.

El país vive situaciones de intolerancia, inseguridad, violencia social y estructural en el país. Se ha generado una psicosis colectiva de miedo que alienta sectores que buscan hacer “justicia por mano propia”, frente a la ausencia de las fuerzas de seguridad, llegando al linchamiento y asesinato de presuntos delincuentes (incluso menores de edad), que agravan aún más los hechos de violencia social.

Toda sociedad tiene leyes que deben ser respetadas para la convivencia ciudadana. Estas leyes las debemos garantizar todos, en especial las fuerzas de seguridad y los representantes públicos, caso contrario se fomenta el caos y la búsqueda de venganza en vez de la búsqueda de justicia. Si alguien comete un delito no significa que deja de tener derechos, debe ser llevado ante autoridades judiciales para que se le aplique la ley penal, si se comprueba lo que se presume. Los ciudadanos tenemos derecho a nuestra seguridad, si alguien la viola el camino es la justicia, no la venganza que engendra nuevos victimarios.

Los linchamientos no son individuales, sino colectivos y tienen mucho que ver con conductas y presiones sociales que llevan a lo que denomino la suspensión de la conciencia, donde,  si los demás hacen lo mismo, la culpabilidad se diluye en lo colectivo y queda en el anonimato. Esa suspensión fue utilizada en otra época por las fuerzas armadas y de seguridad, para no asumir las atrocidades cometidas.

Los linchamientos retrotraen a épocas que considerábamos superadas de violencia, miedos y falta de credibilidad en las instituciones del Estado y genera la incertidumbre y descreimiento. No es cierto que los argentinos seamos una sociedad violenta. Es importante que de una vez por todas haya auditorías sobre los contenidos de los medios de comunicación para que no se les permita promover el pánico social y la venganza. Cuando un solo delito se repite durante 24hs. en todos los canales cientos de veces, ¿significa que creció el delito o que va a crecer el miedo?

Los medios están deseducando a nuestra sociedad. La educación debe ser la práctica de la libertad y valores, no sólo en los jóvenes, sino también en los adultos para generar comportamientos sociales de solidaridad y apoyo mutuo. La sociedad no es indiferente a los problemas que vive y hay que buscar caminos de convivencia sin recurrir a la violencia, que sólo genera más violencia y más miedo.

Toda persona tiene derecho a un juicio justo y rápido, tanto la víctima como el victimario, y nadie es dueño de la vida ajena.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz
Presidente del Servicio Paz y Justicia

Sígueme en Twitter

Sígueme en Facebook

Adhiere a la campaña

República Argentina

Adhiere a la campaña

Academia Internacional de Ciencias Ambientales

Apoya la creación del Tribunal Penal Internacional del Medio Ambiente